Category: Región de Valparaíso

Sin acta de bautismo, Valparaíso nació y creció popular. Desde la costa se desbordó hacia los cerros, y la gente fundió las tradiciones típicas de un puerto con las campesinas, de quienes arribaron buscando mejores horizontes.

A ello, se sumó el aporte de inmigrantes extranjeros que también se hicieron un espacio en este valle del paraíso. Incluso cuando la época dorada transformó a la ciudad puerto en faro continental, la vida popular se mantuvo muy vigente y ejerció una atracción para la visita de los foráneos.

La cueca porteña, más cadenciosa que en el resto del país; el tango y el bolero; las procesiones marinas en botes y las de los cerros, con quema de judas incluida; las ferias de antigüedades; los mercados y las menestras; las ramadas masivas en grandes espacios públicos y las más pequeñas y escondidas, casi clandestinas; los prostíbulos famosos y los bares oscuros; y por cierto, el Santiago Wanderers.

Todo ello, y más, es parte de un mapa humano que se confunde con el plano geográfico de Valparaíso, y que es descrito en una nueva topoguía, la número 66, una ruta popular por la “Joya del Pacífico”. El conjunto urbano de Valparaíso puede agruparse por barrios, solo que en este caso la mayoría de esas unidades están asociadas a los 42 cerros porteños y sus quebradas, más el plan y la bahía. Para efectos de la presente topoguía  la ciudad ha sido dividida en cuatro ámbitos o zonas, siguiendo una lógica geográfica en lo principal. Se asume en todo caso que la topografía porteña genera una dificultad para establecer una ruta que pueda seguirse de manera lineal.  Así, los cuatro ámbitos son los siguientes: Playa Ancha, plan, cerros y Polanco-Barón-Portales.

descarga-esta-ruta