Rutas Patrimoniales

Denominada como la “Ciudad Jardín” posee un gran número de espacios públicos con hermosos jardines, parques y plazas que contienen especies endémicas e introducidas, que gracias a las bondades del clima se manifiestan con gran esplendor en las diferentes épocas del año.

A este paisaje urbano con múltiples áreas verdes, que constituye un verdadero espectáculo por la diversidad y colorido de su flora, se suma un clima costero de veranos suaves, en los cuales las temperaturas no sobrepasan los 25 grados y de inviernos templados, donde las lluvias están limitadas casi exclusivamente a la estación invernal, entre fines de marzo e inicios de septiembre, y debido a la influencia marina que regula las temperaturas las heladas son muy escasas en esta zona.

Uno de los rasgos arquitectónicos típicos de Viña del Mar son las grandes casonas familiares, llamadas también castillos o palacios, testimonios de la época dorada que se remonta a principios del siglo pasado. A su vez, la ciudad posee barrios residenciales con chalets rodeados de hermosos jardines y conjuntos de edificios altos y modernos, que en su mayoría se encuentran frente al borde costero.

Su litoral cuenta con 13 playas, en un recorrido de aproximadamente 3,5 kilómetros , destacando Reñaca como el principal balneario de la ciudad, poseedor de una variada oferta turística.

La Ruta Patrimonial Viña del Mar cuenta con dos circuitos: el primero se inserta en el sector urbano y se compone de tres tramos y 26 Hitos. Mientras que el segundo recorre el borde costero y consta de un tramo y siete Hitos.

 

descarga-esta-ruta

 

Comentarios ( 0 )

    Deja un comentario

    Tu correo no será publicado. Completar obligatoriamente *