Rutas Patrimoniales

Las costas de la región de Arica y Parinacota guardan un legado singular: los cuerpos momificados artificialmente más antiguos del mundo, pertenecientes a la Cultura Chinchorro. Los beneficios que ofrecía el litoral del norte de Chile permitieron la vida de los primeros grupos de cazadores recolectores, que se asentaron en la costa dada las condiciones climáticas y abundancia de recursos alimentarios.
En ella encontraron una abundante variedad de peces, mariscos, algas, aves y animales del medio costero. De la fauna y la flora obtuvieron alimentos y demás materiales para servir de combustible, utensilios, confección de adornos cotidianos y rituales. Los primeros cazadores recolectores de tierras bajas y costeras tuvieron la posibilidad de beneficiarse tanto de productos del mar como los de agua dulce, así como vegetales y materias primas que proporcionaban los valles y sus desembocaduras. Esta combinación entre recursos de origen terrestre y marítimo, permite entender cómo estos grupos humanos lograron prosperar en estos territorios. Las momias de la Cultura Chinchorro son las más antiguas del mundo superando los 7.000 años, incluso más antiguas que las momias de Egipto. Actualmente, la Universidad de Tarapacá junto a instituciones nacionales y regionales trabajan en la preparación del expediente de postulación de los Sitios Cultura Chinchorro para su inclusión en la lista del Patrimonio
Mundial de la UNESCO.
El Ministerio de Bienes Nacionales pone a su disposición la primera guía patrimonial dedicada a la Cultura Chinchorro en la Región de Arica y Parinacota. Una oportunidad para conocer esta cultura milenaria en sus distintos ambientes dentro de la región.

 

descarga-esta-ruta

 

Comentarios ( 0 )

    Deja un comentario

    Tu correo no será publicado. Completar obligatoriamente *