Rutas Patrimoniales

La región del Libertador General Bernardo O’Higgins se localiza en la zona central del país, muy próxima a la capital. Registra una población aproximada de 883.368 habitantes, de los cuales casi el 30% habita en zonas rurales, la mayor tasa de población rural del país. Esto hace que la región presente una fuerte identidad huasa, permitiendo la manifestación de la tradición rural más típica de la zona central. La región cuenta con una amplia red vial estructurada a partir de la Ruta 5 Norte y la Ruta 66, que se complementan con numerosos caminos y carreteras de variada calidad y jerarquía. Esta región presenta excelentes condiciones de suelo y clima aptas para el desarrollo de actividades agrícolas, de ahí su elevada tasa de ruralidad. Los principales cultivos corresponden a frutales, cubriendo casi el 30 % de la superficie regional, donde destacan los frutales de manzanas, nectarinas, peras y kiwis. La agricultura puede ser la actividad más extendida en la región, pero es la minería del cobre y sus derivados la que aporta sus mayores ingresos. En plena Cordillera de los Andes se emplaza la mina de cobre El Teniente, responsable de que la región ocupe el segundo lugar a nivel nacional entre las regiones productoras del mineral. Muy asociada a la misma actividad se cuentan las fundiciones y maestranzas de Coya, Caletones y Pangal que procesan los minerales de El Teniente. El desarrollo de la actividad industrial se encuentra muy ligado a la minería, sin embargo la industria de los alimentos ha ido en aumento con la instalación de plantas frigoríficas, empaquetadores, deshidratadores y
fábricas de concentrados, en su mayoría destinados a la exportación.
El relieve se organiza en cuatro fajas longitudinales claramente definidas: las planicies costeras, con extensas playas y campos de dunas; la cordillera de la Costa, de baja altitud y formas redondeadas que no llegan a los 2.000 msnm; la depresión intermedia, donde se desarrolla gran parte de la actividad agrícola de la región; y la Cordillera de los Andes, de marcada actividad volcánica donde destacan
el Volcán Tinguiririca (4.620 msnm) y El Palomo (4.860 msnm).
La actividad del turismo se ha desarrollado con bastante éxito en la zona costera de Pichilemu y Punta Lobos, junto con una adecuada infraestructura hotelera y turística que atrae cada año a numerosos amantes del surf de todo el mundo. Muy cerca, en el Lago Rapel, se desarrollan deportes náuticos de vela, esquí acuático y por supuesto de pesca. Especial atracción también son las termas de San Fernando y El Flaco que se ubican en plena Cordillera de los Andes, en la misma donde podrá disfrutar y conocer la ciudadela de las escaleras “Sewell” que gracias a sus atributos y estado de conservación ha merecido la denominación de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Aquí se resguarda parte de la memoria de un pasado glorioso asociado a la explotación minera del cobre.
En los valles de Colchagua y Cachapoal la ruralidad ha permitido el desarrollado de una amplia oferta de actividades de etnoturismo. Finalmente, la gastronomía típica, sin duda será tema en cada rincón de
esta zona central.

 

descarga-esta-ruta

 

Comentarios ( 0 )

    Deja un comentario

    Tu correo no será publicado. Completar obligatoriamente *