Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Si tienes planeado visitar la capital, te contamos que en pleno centro existe la Ruta Patrimonial Santiago, tres barrios originados entre los siglos XIX y XX que destacan por la belleza de su arquitectura que narra las historias vividas por la aristocracia chilena del pasado.

Estar en el centro de la capital chilena transitando por calles de adoquines estrechas, sinuosas y plenas de historia; rodeado de enormes casonas que te transportan a París o Londres, es la invitación que te hacen estos tres barrios de la Ruta Patrimonial Santiago.

Barrio Lastarria, el corazón artístico y cultural de la capital

Comenzamos el recorrido por el prestigioso Barrio Lastarria, considerado unos de los sectores más “cool” del mundo por diversos medios de comunicación especializados en viajes.

Ubicado entre la Plaza Italia y el cerro Santa Lucía, la avenida Alameda y el Parque Forestal, hoy el Barrio Lastarria es un centro activo de la cultura, gastronomía y turismo en Chile. Tanto así que en 1997 fue declarado como Zona Típica gracias a su fascinante arquitectura y monumentos históricos que hacen de este sector, un recorrido patrimonial imperdible si visitas el gran Santiago.

Un tesoro en medio de la ciudad

Este pequeño oasis urbano, conocido también como “Barrio Santa Lucía – Mulato Gil de Castro – Parque Forestal”, surgió a mediados del siglo XIX con la construcción de la “Parroquia de la Vera Cruz” en el año 1857.

Pero fue entre 1872 y 1910, con los trabajos de remodelación del cerro Santa Lucía y la creación del Parque Forestal junto con la construcción del Palacio Nacional de Bellas Artes, cuando el barrio se consolidó como tal. En ese momento llegaron a vivir al sector importantes personajes de nuestra historia, como Pedro Aguirre Cerda, presidente de Chile entre los años 1938 y 1944.

Un barrio fascinante que te llevará entre edificios y casas de interesantes características morfológicas, proyectadas por renombrados arquitectos de la época como Luciano Kulczewski, cuya casa construida en piedra, es hoy un Inmueble de Conservación Histórica.

Barrio Paris-Londres, un viaje hacia la intelectualidad europea

Siguiendo por nuestro recorrido en la Ruta Patrimonial Santiago, nos encontramos con otra joya histórica ubicada a pasos del Barrio Lastarria. Se trata de París y Londres, un sector que en sus orígenes perteneció a la congregación franciscana y que en el año 1982 fue declarado Zona Típica en nuestro país.

Cuenta la historia que corría el año 1922, cuando diversos arquitectos rompieron con la tradicional estructura del centro cívico de la ciudad, cubriendo sus calles de adoquines y construcciones de máximo cinco pisos de altura, creando un barrio cultural y un punto de encuentro entre destacados artistas e intelectuales como el poeta Pablo Neruda.

Paris y Londres hoy

Así se gesta este barrio que alberga a lo largo de su historia librerías, eventos musicales punk de la década de los 80, hoteles, cafés, centros educacionales, restaurantes y sedes políticas declaradas Monumentos Históricos de Chile.

Al caminar por sus estrechas calles de adoquines, observando los detalles artísticos en las rejas de fierro, con restaurantes en sus veredas, te hacen sentir como si estuvieras paseando por las típicas rutas parisinas y londinenses, pero tus pies están recorriendo las calles San Francisco, Alonso Ovalle, Serrano y la Alameda, en pleno Santiago Centro. Eso sí, las calles principales del barrio son París y Londres.

Barrio Concha y Toro, escenario de ostentosas casonas de la aristocracia de principios de siglo

El último destino en esta Ruta Patrimonial Santiago se caracteriza por sus calles empedradas y antiguas mansiones que reflejan la elegancia y riqueza de principios del siglo XX.

Entre 1870 y 1876, producto de la explotación minera y el descubrimiento del Mineral de Caracoles, muchos chilenos lograron grandes riquezas, entre ellos Enrique Concha y Toro.

Ubicado entre las calles Alameda, Erasmo Escala, Cumming y Brasil, en el sector poniente de la ciudad, uno de sus muchos íconos arquitectónicos es la Plaza Libertad de Prensa.

Esta plazoleta adoquinada, ornamentada con una fuente de agua en su centro, ha sido un reconocido lugar de grabación de diversas películas y campañas publicitarias.

Desde la Alameda es posible apreciar el Teatro Carrera, obra de 1927, hoy monumento nacional cuya fachada principal es una composición modernista con algunos elementos clásicos.

Aunque no todas sus construcciones se encuentran restauradas, la visita al barrio es un imperdible para interesados en la historia y la arquitectura, hoy centro de diversidad cultural y expresiones artísticas de todos los sectores de la capital.

Sin lugar a dudas son tres barrios imperdibles, que albergan muchas historias, cultura, arte y la mejor oferta gastronómica te espera en esta Ruta Patrimonial Santiago.

Fuente: Chile Travel